Larry Hernández: Esposado y vistiendo el uniforme verde de los presos del Centro de Detención West Valley


Los Ángeles, (EFEUSA).- El cantante mexicano Larry Hernández fue llevado hoy ante el juez de una corte de la ciudad californiana de San Bernardino donde firmó voluntariamente su extradición a Carolina del Sur, donde deberá responder a los cargos de secuestro y agresión.


Esposado y vistiendo el uniforme verde de los presos del Centro de Detención West Valley, el cantante de narcocorridos compareció acompañado por dos abogados y una intérprete.
Ante la pregunta del juez Richard Peel, el cantante afirmó que entendía que autorizaba voluntariamente para que se iniciara su proceso de extradición a Carolina del Sur.

Momentos antes de la audiencia, su padre afirmó ante varios medios de comunicación en una corta rueda de prensa la inocencia de su hijo. “Gracias por el apoyo. Mi hijo no es culpable de nada.

Ya verán, va salir libre”, dijo el padre del cantante, quien no pudo ver cumplida hoy su expectativa.
El artista está acusado de haber participado en el secuestro y agresión a uno de los organizadores de un espectáculo realizado el 16 de agosto en Carolina del Sur, en el que, por baja asistencia,

Hernández no recibió la cifra acordada previamente de $30,000 USD sino solo $14,000.
Las autoridades San Bernardino no han determinado fecha ni hora para la extradición y los representantes del artista no han querido dar ninguna declaración sobre las acusaciones.


Entradas populares